Entrevista a Valérie Valette, directora del documental “Flores del Futuro : Agua Boa”.

 ================================

 ¿Cómo se enteró del programa “Cultivando Agua Boa” en Brasil?

¿Por qué decidiste hacer un documental?

¿Cómo has manejado la contradicción de participar en un programa establecido por la represa más poderosa en el mundo mientras que has luchado con tanta frecuencia en contra de este tipo de infraestructuras?

… “Así pues, el programa “Cultivando Agua Boa” no tiene como objetivo ayudar a los campesinos pobres y los desposeídos, como suele ser el caso en este tipo de problema. Su propósito es completamente diferente.”…

¿Cuáles son las principales razones que te han convencido del interés particular de este programa?

…”un pequeño oasis de democracia real, perdido en un desierto de renuncia política a escala mundial.“…
…”Así llegamos al debate sobre la llegada de un nuevo paradigma que respondería a los desafíos del siglo 21, saliendo de los surcos ideológicos de los siglos anteriores.“…

En tu opinión, ¿Qué condiciones han permitido la implementación y el éxito de este programa?

¿Cuál es el papel de la empresa pública de Itaipú en la realización de este proyecto?

¿Cómo aborda el problema de la financiación de este programa?

… “Me parece que, a la luz de este ejemplo, los ciudadanos del mundo tienen el derecho de recibir un compromiso financiero mínimo, pero políticamente consecuente, de parte de sus instituciones públicas.”

==============================

¿Cómo se enteró del programa “Cultivando Agua Boa” en Brasil?

Sucedió por una paradoja bastante graciosa como la vida puede presentarnos.

Yo soy una activista ecologista en favor de la libertad de los ríos y nada podía predecir que descubra tal programa dentro de una de las represas más grande del mundo !

En 1988, ayudé a lanzar el movimiento ciudadano de oposición a la propuesta de siete represas en el Loira y sus afluentes. El comité local, SOS Loire Vivante, con sede en Le Puy-en-Velay, tomó durante cinco años el área de la construcción de la primera represa, con el apoyo de la pericia científica de Loire Vivante. Fue un buen ejemplo de conciencia cívica y de acción ciudadana, organizado a lo largo del último río salvaje de Europa. También fue una gran victoria, galardonada con el Premio Goldman en 1992, por el abandono total del proyecto de desarrollo y el establecimiento del Plan Loire Grandeur Nature. El plan, aún en vigor más de 20 años después, permite administrar los recursos de este hermoso río con gran respeto y comprensión en beneficio de los ecosistemas y para los residentes locales.

Después participé activamente en la lucha de los ciudadanos catalanes y aragoneses contra el Plan Hidrológico Nacional (PHN) en España. Un gigantesco proyecto que pretendía la construcción de 120 nuevas represas y el trasvase del Ebro (un río muy similar al Ródano) hacia el sur a través de una “tubería” de mil Km., para fomentar la especulación inmobiliaria y la agricultura intensiva. Esta transferencia masiva de agua iba a provocar el sacrificio del precioso Delta del Ebro.

Contrariamente a la creencia popular, España cuenta con una gran infraestructura hidráulica, que data de la época del franquismo, y no existe escasez de agua. Este recurso sufre principalmente de una mala gestión y de una «huida hacia adelante» siguiendo la lógica de ofrecer siempre una mayor cantidad de agua …

Fue una nueva y hermosa victoria de la sociedad civil, recompensada también por el premio Goldman en 2003.

A finales del 2009, fui a estudiar el caso de la represa de Yacyretá, entre Paraguay y Argentina, junto con Pawel Wiechetek, un activista que vive en Paraguay, muy cerca de las personas afectadas por la construcción de esta mega-represa, conocido en todo el continente como “el monumento a la corrupción”. Cerca de dos terceras partes de la superficie de Encarnación, la segunda ciudad del país, estaba a punto de ser inundada por el embalse.

Durante mi estancia, acudimos a un encuentro internacional sobre el tema del agua, situado a cinco horas en bus aguas arriba en el mismo río por la represa de Itaipú, entre Paraguay y Brasil.

No hace falta describir mi estado de ánimo a la llegada a la conferencia, en mi mente y mi corazón todavía estaban presentes los horrores e injusticias causadas por la construcción catastrófica de la represa de Yacyretá…

Loïc Fauchon, Presidente del Consejo Mundial del Agua (que representa los intereses de las empresas multinacionales del agua frente de las instituciones internacionales) fue invitado aquel año, y su intervención en el foro, retrógrada tanto en el fondo como en la forma, sólo podía alentar mi desconfianza y mi amargura hacia las represas y la política del agua en general.

Pero luego, se turnaron en el podio : Marina da Silva (todavía ministra del Medio Ambiente), Jorge Samek (Director de Itaipú-Brasil), Leonardo Boff (famoso teólogo de la Libertad), Nelton Friedrich (Director de Coordinación Itaipú y Cultivando Agua Boa)… Y entonces, me pregunté qué estaba pasando ! Yo no lo podía creer. Yo nunca había oído nada con tanto compromiso, tan progresista y sobretodo con este nivel de responsabilidad.

Creo que Loïc Fauchon se habrá preguntado en que lugar había llegado a parar !

Me aproximé hacia mi vecina y le hice algunas preguntas. Era una joven agrónoma que acababa de enseñar a sesenta agricultores a convertirse a la agricultura biológica… Poco a poco, me di cuenta, hablando aquí y allá, que estábamos en la conferencia anual del programa “Cultivando Agua Boa” y lo que parecía ser la ventana efímera de otro plan más de ayuda a las personas pobres era en realidad el logro sostenible de una verdadera utopía, real y eficaz.

¿Por qué decidiste hacer un documental?

Debido a que un documental puede convencer mucho más rápido que los extensos discursos. Debido a que la difusión es más rápida y es más fácil dar a entender a través de éste medio.

No hay que tardar en encontrar la esperanza, recuperar los buenos sentimientos, reactivar la participación ciudadana, restaurar el papel de la política, en el significado etimológico de la palabra griega : organización de la ciudad por los ciudadanos y para los ciudadanos…

La herramienta audiovisual es ahora un vector esencial. Esa misma noche, de regreso al hotel, yo estaba convencida de que sólo una película podría transmitir con rapidez el ejemplo extremadamente motivador de “Cultivando Agua Boa” por todo el mundo …

Obtuve el acuerdo de Nelton Friedrich por intermedio del profesor Pedro Arrojo, uno de los líderes del movimiento español contra el PHN, y organicé la filmación en el lugar con la ayuda de Pawel Wiechetek y de un excelente camarógrafo profesional, Thierry Simonnet. El equipo de “Cultivando Agua Boa” nos dio una gran bienvenida. Esta fue una aventura humana excepcional.

El resultado es una película un tanto inusual, en realidad no tiene el estilo “académico” de los documentales de costumbre, pero refleja precisamente una libertad de actuar y pensar fiel a la filosofía de este singular programa social y ecológico único en su género.

¿Cómo has manejado la contradicción de participar en un programa establecido por la represa más poderosa en el mundo mientras que has luchado con tanta frecuencia en contra de este tipo de infraestructuras?

En el caso del programa “Cultivando Agua Boa”, la contradicción es sólo aparente.

Efectivamente, tengo una posición muy crítica frente a los discursos de recuperación de los principales grupos económicos y financieros que se autoproclaman campeones del “desarrollo sostenible” y de la “economía verde”. Para mí, todas estas declaraciones y conceptos de los medios de comunicación sólo tratan de ganar tiempo para seguir una lógica productivista y consumista cada vez más letal contra las personas y la biosfera.

Se debe entender que “Cultivando Agua Boa” no es un programa de compensación para indemnizar a las poblaciones locales de los impactos negativos de la represa.

La cual fue construida en 1975 bajo la dictadura militar y los municipios ribereños del embalse han encontrado desde hace mucho tiempo un equilibrio económico estable. También reciben regalías sustanciales por la venta de energía de la represa y disfrutan de una tierra altamente productiva, que hace del estado de Paraná el granero del Brasil, donde el nivel de vida es bastante bueno.

Itaipú es una de las represas que todavía tienen una “buena” ubicación. Su construcción ha afectado a 40 mil personas para producir la cantidad de energía que la Presa de las Tres Gargantas en China probalmente nunca producirá, con más de 3 millones de personas afectadas.

Por ello no justifico la construcción de Itaipú. Yo matizo los daños que ha causado tomando en cuenta la relación única entre los impactos y beneficios producidos. Pero estoy convencida de que las represas no son una fuente de energía renovable, por el contrario ! Las consecuencias dramáticas en las poblaciones y los ecosistemas, son todavía muy desconocidas. Y cada nueva construcción causará un mayor impacto para obtener siempre menos energía…

Así pues, el programa “Cultivando Agua Boa” no tiene como objetivo ayudar a los campesinos pobres y los desposeídos, como suele ser el caso en este tipo de problema.

Su propósito es completamente diferente.

De hecho esta dirigido a todos los afectados, y no por una represa, sino por las consecuencias de las depredaciones sociales y ambientales en curso en todo el mundo : la deforestación, la erosión y la sobreexplotación de la tierra, el uso masivo de pesticidas y fertilizantes químicos, los monocultivos, los transgénicos, la contaminación de las aguas subterráneas y los ríos, la desaparición de la biodiversidad, el cambio climático, la pérdida de la agricultura familiar, el éxodo rural, el consumismo, los residuos, los problemas de salud publica, la pérdida del vinculo social y el sentido cívico…

Su metodología puede ser fácilmente adaptado y replicado en cualquier otro lugar en el mundo, sea cual sea el contexto climático o geográfico.

Yo separo entonces completamente este programa del problema de las represas…

¿Cuáles son las principales razones que te han convencido del interés particular de este programa?

Lo que me convenció de su autenticidad y efectividad fueron varios factores :

– Un factor clave para mí es la voluntad política : este programa ha sido desarrollado por el Ministerio de Educación y el Ministerio de Medio Ambiente de Brasil y es aplicado desde hace 10 años por una entidad pública, la represa de Itaipú. No es una obra de “caridad”, propuesta por una ONG o una fundación, más o menos transparentes, financiada por un desconocido gran grupo de intereses privados, como es el caso más a menudo de lo que pensamos…

Se trata de una acción política, decidida a poner en práctica los medios públicos a su disposición para avanzar en el desarrollo de interés general y la protección de los bienes comunes.

En el momento del liberalismo globalizado, donde el papel de la política se encuentra totalmente subordinada a los grandes intereses privados, es un raro ejemplo de determinación, coherencia y eficiencia.

Aquello que ocurre con Itaipú, en el marco del programa “Cultivando Agua Boa”, es como un pequeño oasis de democracia real, perdido en un desierto de renuncia política a escala mundial.

Esta excepción, sin embargo, debería ser la norma y todos los gobiernos hubiesen podido encaminarse en este sentido, privilegiando la vida de las personas y la biosfera en vez de una lógica económica irresponsable.

– La metodología y la ética de este programa también son ejemplares. Aseguran una eficiencia y sinceridad logradas muy pocas veces.

La metodología se basa en gran medida de los trabajos de Paulo Freire. Permite la comprensión y el compromiso mutuo de los diferentes actores de la sociedad civil a través de métodos de comunicación fluidos y horizontales. Las jerarquías, los organigramas, las estructuras de organización y de toma de decisiones ya no son piramidales. Las redes entre cruzadas, los círculos de aprendizaje, los comités directivos promueven una ampliación dinámica e independiente de los compromisos, de los acuerdos y acciones.

Es el famoso “efecto mándala” que conduce a un florecimiento comunicativo y acumulativo de las iniciativas y realizaciones.

La organización de las PAP (Personas que Aprenden a Participar) es un indicador revelador de la dirección del programa : dar a cada uno la posibilidad de expresarse y participar en la consulta comunitaria.

De este diálogo abierto e igualitario nacerá entonces un compromiso común, solidario, transparente, entre todos los actores de la sociedad, sean quienes sean.

De este compromiso sereno y determinado, surgen soluciones y las acciones se aplican, en todas las áreas… generan nuevas soluciones y acciones, en una sinergia de cooperación general. Los institutos de investigación y formación realizan sobre todo importantes contribuciones !

Es un proceso que permite acceder a una verdadera autonomía, lejos de un simple asistencialismo que provoca en las personas una dependencia financiera, económica y política, impuesta desde el exterior.

Tampoco se trata de proporcionar soluciones ya hechas y decretadas “desde arriba” o “desde afuera.” Son las personas y las organizaciones directamente interesadas quienes desarrollan sus propias respuestas a sus preguntas, quienes dan soluciones a sus problemas. No hay mejor garantía para asegurar una verdadera adecuación de las acciones y el seguimiento de ellas en el tiempo !

Este programa ofrece a las personas el acceso a una verdadera autonomía. Lo cual le otorga tal eficiencia y sinceridad.

– Esta metodología altamente participativa y pedagógica esta su vez vinculada a altos valores éticos.

Personalmente, yo no tengo miedo de usar la palabra “espiritualidad”, en un sentido muy amplio, distinguiéndolo de las religiones. Las religiones son todas respetables y pueden entenderse como caminos que conducen precisamente a una Espiritualidad universal, común a todos los seres humanos, más allá de todas las mitologías y creencias. Tal vez podríamos definir esta espiritualidad como el amor de la Vida, en todas sus formas, el deseo de protegerla y la fe en su salvaguarda.

Para poner en práctica esta definición de la espiritualidad en el manejo práctico del mundo, la voluntad política es el instrumento complementario indispensable, en un marco democrático renovado.

Así llegamos al debate sobre la llegada de un nuevo paradigma que respondería a los desafíos del siglo 21, saliendo de los surcos ideológicos de los siglos anteriores.

– Por último, uno de los últimos factores que me convencieron del interés especial del programa “Cultivando Agua Boa” es la personalidad de los principales iniciadores, colaboradores y dirigentes.

Con ello referencia a las entrevistas con algunas de estas personas, publicadas en este sitio, y que creo, muestran sus cualidades humanas y habilidades…

En tu opinión, ¿Qué condiciones han permitido la implementación y el éxito de este programa?

El éxito es un cóctel sutil de evidencias, pero también de la suerte…

Creo que podemos resaltar algunas puntos esenciales para explicar el éxito de “Cultivando Agua Boa” :

– Una voluntad política determinada y progresista,

– Una gran creatividad institucional,

– Una gran libertad de acción del sector privado y de la iniciativa individual y colectiva,

– Una ética cercana a la espiritualidad (el amor y la protección de la Vida, la búsqueda de la armonía personal y colectiva dentro de una biosfera respetada),

– Un territorio limitado y geográficamente coherente (los municipios situados a lo largo del embalse y microcuencas rediseñados alrededor de corrientes de agua de éstos municipios),

– Un espacio liberado de las limitaciones económicas actuales (sin “deudas”, ni programas de austeridad relacionadas con la doctrina ultraliberal) y los problemas políticos habituales (la dirección de Itaipú se ha mantenido igual desde hace 10 años, nombrado por el gobierno de Brasil durante dos mandatos presidenciales de Lula da Silva y el de Dilma Rousseff, evitando así el clientelismo vinculado a las elecciones locales).

Y, por supuesto, un equipo entusiasta, dirigido por un auténtico Ideal…

¿Cuál es el papel de la empresa pública de Itaipú en la realización de este proyecto?

La principal contribución de Itaipú a la población ha sido la idea del programa y la extraordinaria labor de su pequeño equipo de coordinación (unas 10 personas). El cual asumió un inmenso papel de iniciación, promoción, formación y de animación sin escatimar nada.
El equipo de coordinación ha desarrollado la primera red de relaciones, generando la apertura de la comunicación entre los diferentes componentes de la sociedad, explicando los problemas, los beneficios, la metodología y la ética del programa.
Este equipo organizo reuniones de sensibilización, los Talleres del Futuro, los Comités de Gestión Municipal, y puso en marcha las primeras asociaciones.
Supervisa el programa y su evaluación, celebrando su éxito con un Congreso anual festivo y convivial donde todos los participante se reúnen para dar a conocer las acciones realizadas…

¿Cómo aborda el problema de la financiación de este programa?

El problema, generalmente importante, de la financiación, no es una condición fundamental para el éxito de este programa. Es la prueba de que el dinero no resuelve todo y sin embargo, ocupa un lugar demasiado importante en nuestra sociedad…

A pesar de sus enormes recursos financieros provenientes de la venta de electricidad, de los cuales el 90% está destinado a satisfacer las necesidades de Paraguay y el 20% los de Brasil, Itaipú no se comporta de manera paternalista o autoritaria, ni en “patrocinador” o “donador generoso”, con los municipios y las micro-cuencas de su área de influencia. No estamos en la trampa del asistencialismo, sino en una dinámica de cooperación.

Itaipú invierte un “real” en una acción o un proyecto cuando se asegura que las otras partes interesadas han conseguido e invertido dos “reales”. Estos dos reales pueden tomar una forma financiera, pero también pueden evaluarse como lo equivalente en tiempo y energía, materias primas y suministros aportados, los conocimientos y la experiencia compartida, la provisión de infraestructura y equipamiento, etc … Ya se trate de la comunidad, la población de la micro-cuenca, los particulares, las empresas…, todos aquellos que se comprometen a resolver un problema o a crear una dinámica a través de la acción colectiva, procurándose los medios para solucionarlo por encima de todo por sí mismos.

Al liberarse del bloqueo del dinero, es impresionante ver toda la energía creativa y cooperativa que puede implementarse !

El placer de emprender es la real riqueza …

La principal inversión de Itaipú es la constitución y el entretenimiento (medios de comunicación incluidos) de su equipo de coordinación y su participación financiera equivalente a un tercio en la mayoría de los proyectos.

Nada más ni menos que lo que los poderes públicos puede asumir cuando cumplen sus responsabilidades.

Me parece que, a la luz de este ejemplo, los ciudadanos del mundo tienen el derecho de recibir un compromiso financiero mínimo, pero políticamente consecuente, de parte de sus instituciones públicas.

Agosto del 2013, en Haute-Loire, Francia.

a, h4.teaser_text, .entry-content h1, .entry-content h2, #top .pagination a:hover, #top .tweets a{ color:#59170b; font-weight:bold; } i, cite, em, var, address, dfn { font-style: italic; color:#59170b; }